miércoles, septiembre 13, 2006

Tarta de higos

TARTA DE HIGOS

Esta receta es de una enorme simplicidad, solamente necesitamos unos higos en sazón de madurez, una lámina de hojaldre, congelado o fresco, azúcar, unas ramas de romero y azúcar.
Además, como no tenía un molde adecuado a la cantidad de fruta, , pues la hice sin molde, a la antigua, y verdaderamente creo que ha quedado bastante bien de especto.

Los higos proceden de tres higueras diferentes que tenemos en el pueblo. Son muy pequeñitos de tamaño, nadie cuida los árboles, ni se los abona, ni se los riega, y esto hace que sus frutas sean de un aspecto un poco pobre, pero de una dulzura y de un sabor delicioso, ya que nadie fuerza su producción, y entonces las frutas que han sido cogidas del árbol en su punto adecuado de madurez, muestran todo su potencial de sabor.


Lo primero que tenemos que hacer es poner las hojitas que hemos separado de las ramas del romero en una pequeña cantidad de agua, un vasito pequeño será suficiente. A fuego suave, vamos subiendo la temperatura hasta que el agua llegue casi a ebullición, en este momento cerramos el fuego y dejamos el recipiente, con el agua y el romero en infusión, hasta que se temple un poco.

Colamos, eliminamos las hojas del romero y nos quedamos con la infusión de romero.

El azucar que estimemos vamos a necesitar, sobre unos 150-200 g los ponemos en un cacito, y le añadimos unas cucharadas de la infusión de romero, disolvemos el azúcar a fuego suave, y vamos haciendo un almibar hasta que espese. Considero que a los 112-113 grados, un punto de jalea estará muy bien, pero lo dejo al gusto.

Preparamos los higos, lavándolos, secándolos, les quitamos el rabito que es más duro que la fruta, y les hacemos una cruz en la parte superior, pero sin que llegue a cortar la fruta, solo queremos que se abran por arriba.

Extendemos la lámina del hojaldre, sin quitar el papel de manteca en el que viene envuelto, ya que lo usaremos en la cocción, pincelamos con huevo por las dos caras del hojaldre y distribuimos en círculo los higos. Yo he hecho círculos concentricos con frutas de diferentes colores. Como no dispongo de molde, dejo una buena cantidad de masa de borde, lo doblo hacia arriba, y hago frunces con el fin de crear una "pared" que me contenga la tarta. Pincelo la fruta con un poco del amibar que he preparado, y meto la tarta de horno previamente calentado a 200 - 210º. El horneado será de unos 30 minutos, pero hay que controlar visualmente la evolución de la cocción, y cuando esté bien doradita sacarla.

Una vez fuera, poner una buena cantidad de almibar sobre la fruta bien caliente y servir la tarta caliente. Queda exquisita acompañada de nata ácida sin edulcorar.










Fruta dispuesta sobre la lámina de hojaldre pincelada con huevo


Aqui he hecho los frunces con el borde de la masa que he levantado


Fruta pincelada con un poco de almibar


Posted by Picasa

Tarta recién salida del horno

Aqui, ya he añadido una cantidad generosa de almibar de romero

Lo que quedó tras el primer asalto...

Y se puede apreciar muy bien en las fotos que hay higos de diferentes colores, procedentes de higeras de variedades distintas, pero todos absolutamente deliciosos.

1 comentario:

paloma dijo...

Mauita...estaba buenísima, verdad????. besitos