domingo, septiembre 17, 2006

CHUTNEY DE MANZANAS, PERAS Y LIMONES



Posted by Picasa


CHUTNEY DE MANZANAS, PERAS Y LIMONES

3 dientes de ajos hermosos
4 cebollas bien hermosas, picadas en daditos
2 kg de manzanas, peladas, descorazonadas y cortadas en dados
2 kg de peras , peladas, descorazonadas y cortadas en dados
2 tazas de pasas sin semillas
1 palitos de canela
Unos clavos de olor.
½ kg de azúcar
Un vasito de agua
1 ½ taza de vinagre de sidra.
Una pizca de sal
Pimienta negra al gusto, pero recién molida
Un par de guindillas rojas frescas, al gusto
6 limones bien hermosos
Una buena cucharada de jengibre en polvo
Un poco de aceite de sabor neutro


Los limones los lavamos a conciencia con agua y jabón, les quitamos las puntitas, que tiramos, y los cortamos en rodajas tan finitas como podamos. Quitamos todas las semillas y los ponemos en un cazo, con un poquito de agua, que casi los cubre. Llevamos a ebullición suavemente, y retiramos del fuego. Dejamos en infusión 5 minutos, y colamos, tirando el agua. El fin de esta operación es eliminar el amargor de las cascaritas. Escurrimos y volvemos a poner los limones en un cazo, con el azúcar y un poquito de agua, con el fin de hacer un almíbar y endulzar los limones. Llevar a ebullición, hervir muy suavemente unos cinco minutos, y reservar.

En el fondo de la marmita de mermeladas (Es importante que sea de un material no reactivo, trabajamos con alimentos muy ácidos) ponemos un poquito de aceite, y salteamos, muy suavemente los ajos picados, y después añadimos la cebollas, Tapamos y dejamos a fuego muy suave hasta que veamos que la cebolla se ablanda un poco. No permitiremos que se dore bajo ningún motivo.
Añadimos las frutas y las especias con el vinagre y dejamos que hierva suavemente unos 20 minutos. Obviamente, como hay una buena cantidad, habremos de dar la vuelta a la marmita de vez en cuando.
Transcurrido ese tiempo, añadimos los limones “almibarados”, dejamos que hierva todo el conjunto unos 5 minutos, y listo. Envasamos en botes limpios y esterilizados, los ponemos boca abajo, dejando que al enfriarse se haga el vacío.
Personalmente, prefiero esterilizar todas mis conservas, para mayor seguridad y duración. Lo hago en la olla exprés, y tiene el inconveniente que se oscurece bastante, dando como resultado una conserva de colores menos vistosos, más homogéneos todos.
Antes de consumir, conviene dejar que los sabores “madures” al menso durante un més en un sitio oscuro.