jueves, septiembre 14, 2006

Flamiche de queso Munster (En obras)

Flamiche* de queso Munster
(Quiches, tartas y cakes, de Ilona)
Editorial RBA
Ingredientes para la masa quebrada:
250 g de harina
125 g de mantequilla muy fría
1 huevo
Una pizca de sal
1 cucharadita de nata
Ingredientes para el relleno:
2 huevos
1 vaso de nata espesa
30 g de mantequilla
200 g de tacino ahumado
250 g de queso Munster
3 cebollas
2 dientes de ajo
Unas semillas de comino
3 cucharadas soperas de cerveza
Una pizca de sal
Pimienta
Preparación de la masa quebrada:
Sobre la supercicie de trabajo, ponemos la harina en forma de volcán y añadimos la sal. Amasamos la mantequilla cortada en dados y la harina, haciendolas pasar entre los dedos como si fuera arena. Hacemos un hueco en el centro de esta mezcla y echamos el huevo ligeramente batido y, a continuación, la nata. Lo envolvemos en film de cocina y la dejamos al menos una hora en la nevera antes de utilizarla.
Precalentamos el horno a 180 grados, untamos ligeramente con mantequilla un molde de tarta. Extendemos la masa y la ponemos dentro del molde.. Pinchamos la base con un tenedor.
Preparación del relleno.
En una sartén, derretimos la mantequilla y freimos las lonchas de tocino. Cortamos las cebollas en rodajas finas, las añadimos a la sartén y dejamos que se doren. Incorporamos el ajo picado, la cerveza, la mitad del queso y la nata. Lo dejamos cocer a fuego lento unos 3 minutos. Salpimentamos y añadimos las semillas de comino.
Ponemos el relleno sobre la masa. Esparcimos el resto de queso cortado en láminas por encima de la tarta y lo cocemos unos 20 minutos, aproximadamente.
(*) Flamiche es el término usado en el Norte de Francia y Bélgica para designar a una quiché
Información sobre el queso Munster:
Queso hecho con leche de vaca, de pasta blanda y cáscara lavada, el Munster-Géromé contiene un mínimo de 45% de materia grasa.
De forma cilíndrica, de 13 a 19 cm de diámetro y de 2,4 a 8 cm de alto, pesa de 450 gr q 1,5 kg. También existe un pequeño Munster-Géromé de 120 gr como mínimo.
El Munster-Géromé nació durante la Edad Media, al sur del macizo de los Vosgos. Algunos monjes benedictinos subieron por el valle del Fecht y fundaron un convento dedicado a San Gregorio. Alrededor de la abadía se desarrollaron varios anexos rurales. Entre ellos, un pueblito llamado Munster, derivado de la palabra latina « monasterium » que daría su nombre al queso.
El Munster se conoce también bajo la denominación de Munster-Géromé, por el nombre de la ciudad de Géromé, donde se comercializaba el queso.
El Munster se come sin pan, con papas cocidas con la piel. También entra en la composición de platos regionales muy sabrosos, como la quiche o la omelette al Munster, la tarta de papas, o el baeckoffe al Munster.
Se puede acompañar con vinos tintos fuertes como el Corton, el Haut-Médoc pero pega mejor con vinos alsacianos comos el Gewurztraminer, Pinot Noir o incluso cerveza.
FUENTE: BLOG ipodqué????