domingo, febrero 04, 2007

MERENGUITOS FEOS DE DÁTILES Y CHOCOLATE


Estos pastelitos, los pobres, todo lo que tienen de feos lo tienen de buenísimos, así que hay que animarse con ellos, a sabiendas que nadie nos va a decir nunca lo bonitos que son, pero se enamorarán de ellos al probarlos
La receta original procede de un blog francés, "La popotte de Manue", que aconsejo visitar, tiene cosas estupendas.
Ingredientes:
100 g de almendras en láminas o en granillo
125 g de chocolate negro troceado groseramente. Es imprescindible que el chocolate sea muy bueno.
125 g de dátiles cortados pequeñitos
3 claras de huevo, grandes, o 4 de huevos pequeños
120 g de azúcar
Opcional:
120 ml de nata para montar
2 cucharadas de azúcar
Chocolate rallado para decorar
- Precalentar el horno a 180º
- Preparar moldecitos pequeños, he usado los de minimuffins de Flexipan, que no necesitan engrasado.
- Montar las clatas a punto de nieve fuerte. Cuando estén bien firmes, ir añadiendo el azúcar de cucharada en cucharada en forma de lluvia. Bator hasta el que azúcar se disuelva
- En un bol, poner las almendras, los dátiles y el chocolate, y mezclarlos un poco con una espátula para que se mezclen entre sí.
- Con una espátula, ir añadiendo a las claras montadas los ingredientes picaditos, moviendo con cuidado para evitar que se nos deshaga el merengue. No hay que batir, ni amasar.
- Poner con una cuchara la mezcla del merengue en los moldes preparados, no hay que preocuparse mucho por la forma que toman, quedan un poco imposibles de arreglar...
- Poner en el horno caliente durante 15 o 20 minutos.
- Sacar del horno y esperar que se entibien un poco, y desmoldearlos con muchísimo cuidado, dejándolos sobre rejilla hasta que estén fríos
Con los ingredientes opcionales, se hace una nata montada y un poco dulce, que nos servirá como contrapunto frío y delicioso en la degustación de nuestros pastelitos, que se pueden comer tanto templados como fríos, estando deliciosos de cualquier manera.
He repartido la masa en los moldes de minimuffins, pero como aún quedaba un poquito de masa, la he puesto en capa fina en un molde de plumcake, y así es como queda en la foto.