viernes, mayo 04, 2007

BIZCOCHO DE ACEITE DE OLIVA, de Paco Torreblanca



EL MUNDO 27 de abril de 2007
"El aceite obtenido a partir de las frutas del olivo ha acompañado al ser humano desde la prehistoria. Se utilizaba no sólo para enriquecer los alimentos, sino también en diversas técnicas de masaje y cosmética.
Los griegos ya atribuyeron una gran importancia al régimen de vida, es decir, al conjunto de hábitos del cuerpo y el alma que constituyen la actividad vital. El aceite de oliva virgen es un zumo de fruta natural y además es el único aceite vegetal que se puede consumir virgen y crudo.
Y si hablamos de temas de salud, podemos decir que el aceite tiene propiedades como: mejora el funcionamiento del estómago, estimula el crecimiento, ayuda en la absorción del calcio, tiene efecto antioxidante (gracias a la vitamina E) y protector, ayuda a prevenir la arterioesclerosis.
Y por supuesto, hace la comida más apetitosa. Nosotros lo estamos utilizando en los bombones y los bizcochos sustituyendo la mantequilla, haciendo que sean más ligeros y con las propiedades del aceite de oliva virgen. Este tipo de bizcocho se elabora desde hace mucho tiempo en España, y se caracteriza por tener una textura esponjosa y sabor suave.
En nuestro obrador hemos hecho un homenaje al olivo poniendo un ejemplar centenario en la zona dónde hacemos las esculturas de caramelo y chocolate, así nos sirve de inspiración.



BIZCOCHO DE ACEITE DE OLIVA


INGREDIENTES:

- 220 gr. de huevo (4 unidades aproximadamente)
- 190 gr. de azúcar
- 147 gr. de leche
- 175 gr. de aceite de oliva 0,4 de acidez
- 190 gr. de harina floja
- 20 gr. de levadura
- 80 gr. de almendra molida con piel
- Ralladura de medio limón
- Canela molida


ELABORACIÓN:
Montar el huevo con el azúcar y la ralladura de limón en la batidora. Echar el aceite poco a poco, como si fuera una mayonesa. Después agrégale la leche. A continuación, tamizar la harina, la levadura, la almendra y la canela, con un colador puesto encima de un cuenco. Mezclar los ingredientes tamizados con la base anterior con mucho cuidado para que no baje la mezcla.
Meterlo en el horno a una temperatura de 210 ºC, durante 8 ó 10 minutos. El tiempo y la temperatura dependen del grosor que queramos obtener."
Paco Torreblanca


He hecho este bizcocho estrenando un molde de Flexipan, de dos cem de altura. Ha quedado una plancha cuadrada de bizcocho que la he desmoldado sobre una rejilla de horno, y ahi la he dejado enfriar, esa es la causa de que se vea el rayado que aparece en la foto.

La próxima vez que haga el bizcocho, lo voy a hornear en horno precalentado a 210ª, pero bajaré la temperatura a 180, así no se quemará la superficie y se podrá hacer en el interior, que creo que es lo que me ha pasado esta vez, que se hizo la superficie, subió muy bien, y al sacarlo... puffffffffff, abajo.

.

.

.