viernes, julio 20, 2007

MERMELADA DE NECTARINAS CON LAVANDA






Esta mermelada está hecha con nectarinas blancas, peladas y deshuesadas. La furta conviene que sea firme y en perfecto estado, en este caso no nos conviene una fruta demasiado madura. Necesitaremos azúcar, zumo de limón y unas cucharadas de flores de lavanda seca.
He puesto 5 kg de fruta fresca entera, no sé las pérdidas que se han producido en su procesamiento. De azúcar un kilo de azúcar RAR, de caña, el zumo de dos limones y dos cucharadas soperas muy colmadas de florecitas de lavanda secas, puestas en dos infusores, para una vez hecha la mermelada sacar las flores sin que se quedasen en la mermelada, ya que la quería muy limpia, y en este caso sin flores. Como son perfectamente comestibles, si es de nuestro gusto, las podemos dejar en la mermelada, sin ningún problema.
La fruta la he cortado en pequeños cuadraditos, a los que he añadido y mezclado bien el azúcar y el zumo del limón, y lo he dejado toda la noche en la nevera. Por la mañana, el azúcar esta disuelta en el almibar que se ha formado. Se pone la cazuela en el fuego, y se lleva lentamente a ebullición, removiendo de vez en cuando, para disolver el azúcar completamente. Mientras tanto, se preparan los infisores con las flores y se ponen en la cazuala, procurando que estén completamente cubiertos.
Se deja hervir la mermelada hasta que alcance el punto correcto, que está entre 104 - 105º.
Se retiran los infusores y se procede a embotar y esterilizar la mermelada que queremos conservar. Si es para consumo inmediato, en el siguiente mes, no hace falta la esterilización, solamente la conservación en frío de la mermelada.
.
.
Lavanda, también conocida como espliego
.
.
Uno de los infusores que he usado en la confección de la mermelada.
.
.


Ya hecha y lista para su consumo. Huele deliciosamente, a la fragancia de la fruta, del azúcar que es extremadamente perfumado, y a la flor de lavanda. Y como he quitado las flores, para las personas que no han visto la etiqueta de la mermelada es muy dificil la identificación de los ingredientes.

.

.