sábado, octubre 28, 2006

CAKE DE ROQUEFORT, NUECES Y PASAS









CAKE DE ROQUEFORT, NUECES Y PASAS
“Cakes & soufflés” de Editorial Hachette

Este es un delicioso pastel salado-dulce, que marida perfectamente en compañía de una ensalada de endivias, manzanas ácidas y nueces.


Ingredientes para 6 personas:
150 g de queso roquefort
75 g de nueces troceadas
75 g de pasas
200 g de harina
1 bolsita de levadura química
3 huevos
100 ml de aceite de sabor suave
100 ml de nata
Mantequilla para engrasar el molde.

1.- Precalentar el horno a 180º. Engrasar un molde de plumcake. Cortar el queso roquefort en daditos pequeños. Picar las nueces en el mortero. En un plato, enharinar ligeramente las pasas. En un bol, mezclar la harina con la levadura.

2.- Batir en un bol ligeramente los huevos con un tenedor. Añadir sucesivamente el aceite, , la nata y la harina mezclada con la levadura, batir hasta que se homogenice la mezcla. Añadir pimienta recién molida al gusto.

3.- Añadir los dados de roquefort a la masa, las pasas enharinadas, y las nueces picadas. Mezclar con suavidad hasta que todo se homogenice, pero evitando que el queso se deshaga. Poner la masa en el molde engrasado y cocerlo en horno precalentado unos 45 minutos, aproximadamente, comprobando que esté completamente cuajado con una aguja de punto. A la salida del horno, dejar enfriar unos 5 minutos antes de proceder al desmoldado. Dejar enfriar sobre rejilla. Se puede tomar frío o templado.

TRUCOS:
Si las pasas están muy secas, ponerlas a remojo en agua templada.
Tener mucho cuidado con la sal, el roquefort es un queso bastante salado, que, seguramente aportará la suficiente cantidad de sal para el pastel.
Como variación, sustituir las nueces por avellanas, y las pasas por ciruelas secas.
Si se sustituye la mitad del aceite por aceite de nueces, el sabor será increíble…
Mejora la presentación y el sabor del pastel añadiendo a media cocción sobre la superficie unas avellanas bien picaditas, que harán una sabrosa costra.




Detalles del corte del cake

.

.

.

.

.

.