sábado, septiembre 01, 2007

PERAS ESPECIADAS AL OLOROSO



Esta es una forma deliciosa de tomar fruta, aunque no es la más indicada para los niños, ya que contiene un poquito de alcohol, y además, al tener un sabor especiado no suele ser de su agrado, pero... a los adultos nos encanta.
.
Para este plato he usado peras Barlett, que son de sabor y aroma muy delicado, y además, son de una textura muy suave, a diferencia de las peras de invierno, y, además, no tienen granillos en su carne, que suele ser también un inconveniente para las personas que tienen aparatos dentales, así que si es posible disponer de este tipo de pera, adelante, y si no es así, lo podemos sustituir por otra clase que tengamos a nuestra disposición.
.
Necesitamos tambien un par de copas de vino oloroso, que puede ser dulce o seco. Yo he usado este ùltimo, aunque no hay ningún inconveniente en usar el dulce. Como especias he puesto un palo de canela hermoso, tres estrellas de badiana, o a´nis estrellado y dos clavos de olor. Salvo la canela, las especias se ponen en un infusor de té o en una gasita, para retirarlos después de la ebullición y que nos quede la fruta limpia. No he usado azúcar ni ningún otro edulcorante, creo que la fruta ya nos aporta suficiente dulzor, pero si no nos parece suficiente para nuestro gusto, se puede añadir azúcar o miel al gusto.
.
Las peras, que no han de estar demasiado maduras, para que no se nos deshagan al hervir, las pelamos, partimos por la mitad y descorazonamos, eliminando también la zona fibrosa del centro de la fruta. Mientras vamos completando la preparación de la fruta, la pelada la vamos poneindo en un bol de agua acidulada con limón, para que no se nos quede negra la fruta.
.
Disponemos en una cazuela la fruta a ser posible en una sola capa, y le añadimos el oloroso y las especias. Si nos gusta, podemos añadir un poco de corteza de limón y el zumo de medio limón. Tapamos, levantamos el hervor y dejamos a ebullición suave entre 10 y 15 minutos, dependiendo del tamaño de la fruta, su madurez y nuestro gusto. Como líquido solo añadimos el vino, por lo que hemos de tapar muy bien la cazuela y no permitir que se nos reduzca mucho el líquido. Si la ebullición es suave esto no pasará, ya que la fruta nos cederá además algo de su agua.
.
Comprobamos la cocción, y retiramos del fuego y dejamos que se enfríe.
.
Esta preparación está deliciosa tanto fría como caliente.
.
Como sugerencia de servicio, si se sirve muy caliente, poner en el agujerito central de la pera un poco de cobertura negra de chocolate y permitir que se funda. Es algu similar pero mucho menos elaborado que las peras Melva, pero igualmente delicioso.
.
Y si se sirve frío, nos quedará magnífico con un poco de frutas rojas, tanto en coulis, mermelada, salsa, helado, etc. Y genial con un poco de helado de vainilla o de yogur.
.
Espero que os guste este postrecillo, de asombrosa simplicidad, pero de estupendos resultados.
.
.
.

.

.

.

.

4 comentarios:

Gerchucky dijo...

Hola, soy Gerchucky, del foro de Mundorecetas. Mientras olfateo con gusto tus suculentas recetas, aprovecho para decirte que he votado tu blog para Blogsolidario. Un beso.

Rosa dijo...

Casi me llega el olor hasta aquí. Que bueno...
Un saludo

nek0 dijo...

Brujitaaaaaaaaa

Te he nominado para el premio Thinking Bloggr Award!!

Puedes verlo aqui ^_^ http://nekit0.livejournal.com/79328.html

Besitos!!
nek0

reikiaduo dijo...

Lo que yo he probado son versiones mucho más simples por ejemplo peras en vino tinto, o la esrella de las estrellas Melocotón de Calanda en vino tinto

Si la ruta era excelente y el vino bueno, mmmmmmhhhhhh....

Pero lo que tu propones tiene, además de su sofisticación, un puntito de "hazlo con mucho cariño y verás como te sale"